La maraña legislativa Española como ciberriesgo

Avatar

El 18 de febrero se celebró en R-Ladies Madrid el primer evento de Inteligencia Artificial dirigido a abogados con el objetivo de que el colectivo jurídico viera de primera mano un ejemplo sencillo de análisis de texto. Aunque las disciplinas donde más se resalta la aplicación de la Inteligencia Artificial son contratos y sentencias, no hay descanso a la hora de ahondar en el análisis que se podría hacer sobre el sistema legal español. ¿Por qué y para qué?

En primer lugar, el sistema jurídico español se compone de normativas de diversa índole y de distinta jerarquía: Constitución, Estatutos de Autonomía,Tratados Internacionales, Leyes Orgánicas, Leyes Ordinarias, Reales Decretos. En segundo lugar, debemos añadir las normas que promulga la Unión Europea (por ejemplo Reglamentos y Directivas).

Además de la complejidad en la estructura normativa, el pasado año 2019 salió publicado un artículo muy interesante en Expansión: “Cada año se aprueban en España 12.000 normas legislativas” donde apuntaba que en España la producción de normativa se habría multiplicado por cuatro en los últimos cuarenta años. En la misma noticia se destaca el origen del problema: solo en 2018, la normativa autonómica habría alcanzado más del 70% sobre el total, dejando por detrás a la normativa estatal que estaría en torno del 15%.

Si consultamos la ISO 27001, uno de los estándares de referencia en materia de seguridad, nos encontramos con un control de “Compliance” donde el objetivo es evitar el incumplimiento de cualquier ley, obligaciones legales, contractuales como de cualquier requisito de seguridad. 

En efecto, el puzzle y sangría normativa es un problema al cual se enfrenta el sector de la Ciberseguridad (como muchos otros). El sector debe conocer todas las normas actuales y aplicables a cada caso y mantenerlo actualizado a cada sistema de información. Aparte, cada norma impone sus respectivas obligaciones (por ejemplo, los controles en criptografía se implementarán en función de la normativa específica aplicable, para propiedad intelectual se implementarán otras …), no siendo banal la identificación correcta de las normas aplicables en cada caso en tiempo y en forma. 

Todas las normas europeas, estatales, autonómicas, locales… son públicas. Gracias al análisis de textos jurídicos masivos con Inteligencia Artificial, se puede conocer la normativa vigente española, normativa/artículos/preceptos derogados y/o modificados y todo ello de una manera accesible para los profesionales de la ciberseguridad. En definitiva, el Procesamiento de Lenguaje Natural y la Inteligencia Artificial podrían reducir los costes de estudio de leyes y requisitos normativos de cumplimiento en seguridad, y cualquier otro sector del derecho. 

Vídeo y post sobre el el evento: http://www.derechopractico.es/abogacia-y-datos-destinados-a-entenderse/

Autor: Elen Irazabal

Leave a Comment

coronavirus-ciberataques_1teletrabajo